domingo, 21 de enero de 2018

rockchilelatinoamerica part 2 .Great sound .

Grupo Sol de Chile - 1974 (Chile)
Antonio Smith - canto y guitarras
Matias Pizarro - piano, percusion
Enrique Luna - bajo
Miguel Angel Taborda - bateria, percusion
Fredy Anrique - flauta, percusion
Alejandro Rivera - charango, quena

http://www.musicapopular.cl/artista/matias-pizarro/



Matías Pizarro

Matías Pizarro fue un revolucionario músico aparecido por generación espontánea en la escena del jazz chileno de fines de los años ’60. Alrededor suyo se movió toda una partida de nombres vinculados a las corrientes vanguardistas de la época que llegaban desde Nueva York y Chicago a través de discos y libros. Pianista, compositor e improvisador, en una década de acción antes de radicarse en Francia en 1977, puso su nombre en la historia del jazz contemporáneo, también a través del pionero grupo Fusión. Ya instalado en Europa, y siempre como una enigmática figura de la música chilena, Pizarro sería aplaudido en el amplio circuito mundial, tanto por su creación propia como por sus colaboraciones, entre las que se cuentan grabaciones junto al rockero Antonio Smith (en el proyecto Sol de Chile), el trío experimental Skuasy el cantautor Ángel Parra, gran figura de la Nueva Canción Chilena.

Marisol García / Iñigo Díaz

Alrededor de 1965, cuando Pizarro era apenas un adolescente, comenzaron a gestarse las primeras reuniones de los nuevos músicos del jazz moderno. Omar Nahuel ya tenía un largo camino recorrido con el Nahuel Jazz Quartet, sus adelantados músicos y sus LPs, por lo que la comunidad de cultores de las corrientes modernistas ya estaban encaminadas. Pizarro era un estudioso de la música actual y las vanguardias en la década de los ’60 y a él se sumaron entonces los hermanos Manuel (piano) y Patricio Villarroel (batería), los primeros en frecuentar la casa de la familia en la comuna de Providencia, donde tendrían lugar estas jam sessions informales. El boca a boca anunció a los músicos de jazz que cosas importantes se estaban fraguando en ese espacio. Así llegaron otros músicos: Sandro Salvati (saxo alto), Gonzalo Gómez (saxo tenor), Nelson Gamboa (contrabajo) y un  joven Pedro Greene (batería). Antes de cumplir los 20 años, Pizarro era un referente.
Iniciados los años ’70, Pizarro sumó más influencias musicales, como pianista e imporivsador. Se sumó al inspirador y fundador de Fusión, que el libro Historia del jazz en Chile acredita como la primera agrupación de jazz eléctrico formada en Chile. Trabajó junto a ese conjunto entre 1972 y 1975, luego de años de formación en piano en clases particulares en Santiago y luego en la prestigiosa escuela de Berklee, en Boston (EE.UU.). En 1968 había grabado junto a otros tres músicos el disco Siempre para ti, de escasa repercusión.
Pizarro acompañó a los pioneros Fusión durante toda su asociación —anclada en parte importante en su propia casa, en Providencia—, la cual dejó un único disco como registro (Top soul, 1975).
El sonido y el silencio: la vida en París
En 1977, Pizarro partió a París, Francia, donde terminaría por fijar residencia, pero no sin antes pasar por Buenos Aires y dejar allí dos importantes marcas musicales. La primera fue el disco Sol de Chile (1974), colaboración con otros destacados músicos chilenos a resguardo en Argentina de la dictadura recién largada en el país. Figuran en los créditos del disco Antonio SmithEnrique Luna (otro compañero suyo en Fusión), Alejandro Rivera, Miguel Ángel Taborda y Freddy Anríquez; para un repertorio que incluye tres canciones compuestas por el propio Pizarro, y que hoy se intercambia como una joya codiciada de la música sudamericana de la época.
La siguiente marca de importancia fue la que al año siguiente el músico registró en su primer (y único) álbum solista. Pelo de rata (1975) es un hermoso trabajo de jazz y raíz latinoamericana, enérgico y atemporal, que al espacio protagónico del piano de Pizarro (quien también canta) le suma generosa percusión y atrevidas incursiones de bajo eléctrico, saxo, e instrumentos andinos como quena y charango. Fue grabado en Buenos Aires, entre músicos chilenos y argentinos.
La residencia de Matías Pizarro en París, extendida ya por cuatro décadas, ha sido prolífica para su desarrollo y agenda de colaboraciones. Diversos encargos y alianzas han ocupado su tiempo en la capital francesa, incluyendo al trío Skuas, el grupo Tamarugo, grabaciones de Isabel Parra durante su período de exilio, y también numerosos discos y recitales junto al otro hijo de Violeta ParraÁngel, de quien fue pianista y arreglador en varios de sus discos franceses.
https://mega.nz/#!YxN3wSCD!iUKRNUdMeDciYCyfwCLSm-WA14zsJH-SFrUAxBLdWYM



sábado, 6 de enero de 2018

rockchilelatinoamerica

 Resubido y remasterizado directo del vinilo, gracias Illich Rojas
https://www.discogs.com/Tamarugo-Tan-Lejos-Del-Mar/release/1792861
Wonderful album

01.La confusion total
02.El todo en un saco
03.El retorno
04.Perro que ladra no muerde
05.Tan lejos del mar
06.Colombes 77
07.Plenilunio
08.Santiago

Matias Pizarro: Piano, voz, arreglos de cuerdas.
Alejandro Rivera:Guitarra, quena, siku, charango, voz
Pablo Texier: bajo, guitarra, voz
Gustavo Mujica: letras
Patricio Villarroel: Bateria, tablas, percusion.
Jeff Terrier: Saxo soprano
Gilles Mahaud: Corno francés 

https://mega.nz/#!QscUzT6D!n54d1H5mzrn3mkbE32-ls3kwcNkQqWSuF5InjIpAszw

miércoles, 20 de diciembre de 2017

Hidden Strength ‎– Hidden Strength ( 1975 ).Wonderful jazz-funk album.Robin Kenyatta,Hamiet Bluett,Baikida E.J. Caroll, Ralph MacDonald,Ray Anderson,


lunes, 18 de diciembre de 2017

Georges Edouard Nouel - Chodo (1975).Masterpiece

Georges Edouard Nouel - Chodo (1975)





LP Le Chant Du Monde [LDX 74603]  (1975)

Piano, Fender Piano, Composer, Arranger - Georges Edouard Nouel
Bass Guitar, Composer - Louis Xavier
Percussion [Cowbell, Guiro, Bel-Air Drum, etc...] - Saint-Yves Dolphin
Percussion [Conga, Cowbell, Guiro, Ti-Bois, etc...] - Dany Capron 
Drums, Percussion - Fabrice Raboisson
Cover Design [Illustration] - Wolinski (drawing titled: "Débrouille-toi pour qu'il y ait un piano")
Producer - Pierre Lattès


https://boomkat.com/products/chodo

Reissue of a spellbinding jazz workout by master pianist, percussionist and organist Georges-Eduard Nouel, who hails from Martinique in the Caribbean, but played all over the world, with this his sole, solo album recorded and produced in Paris spring/summer 1975. 
On Chodo [1975], Nouel leads from the pianist’s stool on piano and Fender electric, while entrusting percussion - both conventional and the native likes of guiro, ti-bois, tambour belair - to Dany Capron, Saint-Yves Dolphin and Fabrice Raboisson, all helmed by Louis Xavier on bass guitar. 
Taking its name from a festive drink consisting of egg and white rum, the results are as fortifying/intoxicating as we’d imagine that drink to be, delighting with the whirlwind of Afro-Cuban hustle in Mazurka and beautifully mellowing out with the rolling breaks and sparkling Rhodes of Chandernagor, then with the mystic cascade of percussion and shimmering vibesssss in Solingen, but saving his most sublime performances for the slinky hustle of Cesca, co-written with his Synchro-Rhythmic-Eclectic Language partner Louis Xavier, and the dramatic title track, before checking out with his take on the Bacharach and David evergreen, Alfie.

viernes, 15 de diciembre de 2017

Shabaka Hutchings & The Ancestors .Wonderful Live at Jazz Cafe

The wonderful live:

Shabaka Hutchings & The Ancestors Live at Jazz Cafe

Saxophonist Shabaka Hutchings performs live from The Jazz Cafe alongside the South African jazz group, The Ancestors. 

Subscribe to NTS: http://bit.ly/1l9oJQY

http://www.shabakahutchings.com/
https://shabakaandtheancestors.bandca...
https://www.nts.live
https://www.facebook.com/ntsradiolive
https://twitter.com/ntslive
https://instagram.com/nts_radio

One great live:

BCUC ft Shabaka Hutchings - Music Meeting Festival 2017 - Hortus



The band have one masterpiece studio album:

Shabaka And The Ancestors ‎– Wisdom Of Elders ( 2016 ) ( edition with 9 tracks, other with 7 )

·         Alto Saxophone – Mthunzi Mvubu
·         Artwork – Mzwandile Buthelezi
·         Bass – Ariel Zamonsky
·         Drums – Tumi Mogorosi
·         Liner Notes – Lindokuhle Nkosi
·         Mixed By – Dilip Harris*
·         Percussion – Gontse Makhene
·         Piano, Keyboards – Nduduzo Makhathini
·         Tenor Saxophone – Shabaka Hutchings
·         Trumpet – Mandla Mlangeni
·         Vocals – Siyabonga Mthembu

Joe Cain & His Orchestra ‎– Latin Explosion ( 1964 ).Wonderful latin album.Jose Mangual,Clark Terry,Cachao,Alfredo "Chocolate" Armenteros,Jerome Richardson,Marcelino Valdes, Jimmy Nottingham...








David Carp
Traducción de Ian Seda

Tuve muchas oportunidades de trabajar con Lester Lanin durante esa era, Meyer Davis, otras orquestas por dos y tres veces la cantidad de dinero. Pero pensaba que la música era horrible, mis héroes siendo Glenn Millar, Stan Kenton, Woody Herman, Harry James. Y entonces escuché a Tito y Machito y olvídate, eso me dejó atónito. Así que disfruté más  y tuve un sentimiento que me llenaba el alma cogiendo mi trompeta…

Estas reflexiones de una carrera nacida justo antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial  hablan en nombre de muchos músicos. Mientras la era de las Big Band comenzaba a decaer, muchos intérpretes de la sección de vientos, judíos, italianos e irlandeses  vieron oportunidades con las bandas latinas (la gran mayoría de estos refugiados de las big bands encontraron su nicho en la arena de los clubes). Hay algo inherentemente malo de ir donde va el trabajo. Como escribió Virgil Thompson en “Commissioning Music”, una publicación de Meet The Composer, Inc., “el dinero es dinero, y es bien sabido que no tiene un olor”. La trayectoria de Joe Cain fue guiada por mucho más que este truismo; fue una expresión de temperamento, un volcar de sentimientos y uso de una gran gama de talentos musicales y de relaciones humanas.

Joseph Caiani nació el 31 de enero de 1929 en el sur de Filadelfia; su familia se mudó a la sección Trenton del Bronx durante el comienzo de los 30. Siendo adolescente le ofrecieron una trompeta y clases con un primo de su padre. Luego de ver a Harry James en el teatro Winsor, no tuvo más preguntas sobre cómo quería pasar el resto de su vida. El joven trompetista ahora tenía una excelente motivación para aplicarse en sus estudios, dado que el recibir altas calificaciones posiblemente garantizaba una salida más rápida de la escuela y una temprana entrada al negocio de la música. Para 1945, el año de la graduación de Joe de la escuela superior Theodore Roosevelt, la explosión del baile social causada por el final de la Segunda Guerra Mundial ya estaba comenzando. Dado que la música era la orden del día, muchos bailes tenían como atracción al menos una orquesta “americana” y una “latina”. Escuchando a las orquestas con las que alternaba fue  que se dio el proceso de exposición de Joe a la música latina.

http://herencialatina.com/Joe_Cain_2/Foto2.JPGEl director latino en contratar a Caiani fue el pianista/arreglista Rey Dávila (uno de sus primos fue Paquito Dávila, una constante importante en la sección de trompetas de Machito a finales de los 40 y principios de los 50). La habilidad de Joe para leer música y tocar al instante y su sentimiento rítmico lo convirtieron en un artista muy codiciado. Él recuerda que: “Muchos buenos músicos se sentían incómodos en esas situaciones porque la música latina está algo por encima de los compases. No era una cuestión de acelerar, tú sabes, adelantándose, sino que se está una fracción por encima. A mi me encantaba y de hecho, cuando me fui con la banda de Dizzy, luego de tocar con bandas latinas por tanto tiempo, de momento tenía que tocar detrás de manera más apaciguada. Casi tenía que aguantar los caballos, como decimos, para no sobresalir como un dedo hinchado”.

Mientras trabajaba con personas de la talla de Marcelino Guerra, Elmo García, Tito Rodríguez, Charlie Palmieri, José Luis Moneró y Johnny Seguí, Caiani se movía entre la televisión y el teatro. “Estaba realizando muchos espectáculos en Broadway y me salía todo de lo más bien; terminábamos a las 11 pm y nuestro “set” más abajo en la calle en el Palladium no comenzaba sino hasta las 11:30 o a media noche. En muchas ocasiones, si el trabajo comenzaba temprano y me fascinaba la banda, me iba del show o al trabajo en el que andaba,  y me montaba en el tren para ir a tocar por mucho menos dinero”.

Para el 1945, Joe estaba escribiendo para algunas bandas de baile para las que tocaba; un saxofonista en una de esas bandas le sugirió como mentor a Hugo Montenegro. “Yo le dije, ‘Hugo necesito ayuda con mis arreglos’. Él dijo ‘lo mejor que puedes hacer es no escribir para los músicos. Si escribes para el cantante será la estrella, escribes alrededor del cantante. No sobre-arregles para competir con el cantante’. Ese fue el mejor consejo que me pudo haber dado, aun mejor que revisar mis arreglos. Él solo me decía que “Tu tienes que continuar escribiendo para obtener experiencia; arreglar es más que nada experiencia y hacerlo”. Para mediados de los 1950, Caiani era conocido en la escena latina tanto por su forma de ejecutar la trompeta como por sus arreglos en “Hasta que quiere Dios” y otros números para Joe Valle. Cuando el trompetista Al Stewart dejó al conjunto de Vicentico Valdés, Joe fue su sustituto; éste fue el comienzo de una relación que duraría hasta la muerte de Vicentico en 1995. Caiani no hablaba español (más sobre esto luego) y el inglés de Vicentico no era su punto fuerte. Aún así, cuando valía de verdad, su comunicación era excelente. Un ejemplo de esto era cuando Vicentico aprendía su material sin leer la música: “Podías tocarle una melodía, la internalizaba inmediatamente y luego de escuchar los acordes era capaz de manipular la melodía de tal manera que uno pensaría que era Sinatra o Sarah Vaughan cambiándola. Yo me sentaba en el piano y él me hablaba sobre las palabras, ‘Vincent, tú sabes que no soy un pianista’, yo le decía y él me respondía ‘Joe, sólo toca con tu dedo, aprendo la melodía mejor con tu dedo porque a veces los pianistas tocan demasiado y me confundo’”.

Los dos principales arquitectos del sonido de Vicentico Valdés de finales de los 50 y comienzos de los 60 fueron René Hernández y Joe Cain (el cambio en su nombre coincide con su trabajo para Seeco Records). Joe generalmente se desempeñaba como compositor de baladas y René era el arreglista de los números
 movidos; esto es parte del patrón típico de sus colaboraciones, sea con Tito Puente, Javier Vásquez o Charlie Palmieri: “Yo solo hacía las baladas y pensaba que eso estaba bien, porque pude haber tratado escribir salsa dado que la sentía, amaba y apreciaba. Pero entonces dije ‘Dejen al tipo que de verdad sabe que la escriba’, mi fortaleza siendo escribir para cuerdas y baladas y vientos y las cosas de orquesta”. Una noche en el Palladium recibió el complemento más grande que uno se pudiera imaginar- René Hernández dijo que nunca había escrito para cuerdas y quería consejos. Joe le sirvió como mentor a la Hugo Montenegro; el resultado fue un sensacional acompañamiento para las fechas de grabación de Vicentico. El primer fruto de este sonido fue el álbum Algo de ti, donde se aprecian obbligatos del flautista Jerry Sanfino y el ejecutante para la sección de vientos, Dick Berg, utilizados gracias a sugerencia de Joe Cain. Mr. Exitos, Vicentico Valdes with Trumpets and Violins, Así Canta el Corazón Suave son solo algunos de los álbumes de Vicentico para el sello Seeco que fueron realzados por el trabajo de Joe Cain como supervisor, arreglista y trompetista (del álbum Algo de Ti escuchen “Tu manera de ser” y “Y con tus palabras” para escuchar algunos hermosos obbligatos de Cain en la trompeta).
Para comienzos de los años 60 las destrezas de producción de Joe Cain eran altamente mercadeables. Este detalle se tradujo en menos y menos tiempo para tocar trompeta la cual terminó dejando a comienzos de los 70. El producir discos requiere la paciencia de un santo y los testículos de un toro. No es malo ser un literato en la música (el fenecido Al Santiago lo era), aunque no todos los grandes productores de discos tenían ese bagaje (Teddy Reig no lo tenía y Jerry Wexler no sabía distinguir una nota de la otra). Las cualidades arriba mencionadas hicieron posible que Joe Cain supervisara cerca de 400 álbumes, sea como productor de líneas o productor ejecutivo, y lo ayudó a bregar con algunas personalidades altamente volátiles. Sus habilidades editoriales fueron probadas con el grupo de Joe Cuba: “Habían situaciones donde los solos de piano eran muy largos o los solos de bongó no debían estar ahí, todo era muy largo. Es por eso que nuestros ensayos y sesiones de grabación en realidad se convirtieron en sesiones de edición cuando yo me sentía como que estaba tomando su inspiración y cortándola para que no pasara de los tres minutos y medio. Joe es un líder y era la fuerza motriz de ese grupo y fue un placer trabajar con él porque sabía lo que quería y reconocía lo que yo quería hacer para él. Y cuando le dije ‘corta ésto, hazlo más corto’ ellos me escuchaban y el resultado que tuvimos 4 o 5 grandes éxitos, uno detrás del otro”.
 Tener una lista de éxitos como “la Hija de Lola” para Charlie Palmieri, “la Montaña” o “Noche morena” para Vicentico Valdés, “Temes o “Porque ahora” para Vitín Avilés, “Mi Jaragual” o “Dime Porque” para Ismael Rivera, “Puro Teatro” o “Como Acostumbro” para La Lupe o“Niña y Señora” para Tito Puente no es un pequeño logro; para un productor que no habla el idioma es algo extraordinario. Joe recuerda, “Yo siempre quería saber sobre qué era la canción, línea por línea. Y es ahí donde el productor realmente comenzaba a salirme de adentro porque los artistas me traían una canción y decían ‘Este es un buen amigo mío, el tipo que escribió esta canción’. Y yo les decía, ‘Esta es una gran melodía, pero la lírica no dice nada’. ‘No, tu no entiendes Joe-coño, si hablaras español entenderías’. Y yo les decía, ‘Si me das una traducción en inglés y yo no escucho nada más que ‘Mi amor, te extraño, eres lo más grande’, no hay historia. Pero si me dices algo en inglés que es mas o menos decente entonces yo se que en español debe ser algo especial’”.

Producir álbumes no es solamente escoger canciones; es parearlas con cantantes y con estilos de presentación apropiados. Es así como el apareamiento musical de Joe Cain revivió las carreras de Charlie Palmieri y Vitín Avilés con un plan maestro: “Cuando trabajaba en Tico le dije a Morris Levy, mi jefe, que quería reactivar a la Alegre Records, el proyecto legendario de Al Santiago, y le dije a Charlie ‘Quisiera que vinieras con Alegre porque tengo demasiados artistas con Tico y podría promoverla mejor de esta manera’; estaba usando a Vitín en ese tiempo. Grabaron “La Hija de Lola” y se convirtió en un clásico; Charlie solo hacía ciertas fechas para clubes y ahora estaba de regreso con mucho swing. Le dije a Mitin, ‘Escucha, quiero grabarte con una orquesta de cuerdas’ y el estaba encantado. No quería herir los sentimientos de Charlie y le dije ‘Charlie mira, aun cuando Vitín esté haciendo sus propios álbumes, cuando haga su álbum contigo quiero que ese álbum sea tuyo y bien fresco. Es por eso que voy a escribir mitad del material con cuerdas y voy a traer a Tito para que haga el resto del álbum con vientos para mantener las frescura tuya y de Vitín’ lo que pensé que hacía sentido desde el punto de vista de producción, de ventas y en términos de sentido común. Entonces Vitín fue a hacer otro álbum con Charlie y fue refrescante, no el viejo estilo pero era como una reunión entre Joe Williams y Count Basie”.

Es inevitable que el producir discos cause conflictos con personas talentosas que están bien concientes de la importancia de su talento; el carácter de Joe Cain le permitía funcionar alrededor de egos que andaban por las nubes. Un caso de ésto fue el de la carátula de la grabación Eddie Palmieri-Recorded Live at Sing Sing: “Izzy Sanabria y yo chocamos en todo. El quería el ttulo en letras grandes, y yo le dije ‘No, todo el concepto es la parte de afuera de la prisión SIng Sing’. Pensaba que Eddie Palmieri at Sing Sing iba a resaltar no importa el estilo. El no quería hacerlo y le dije, ‘Izzy, yo soy el que los “strikes” o si no te puedes ir’. Izzy es un tipo con cojones pero yo no soy de los que se le camina por encima, así que le dije ‘Mira, esto va a hablar por si solo. Es algo oscuro pero cuando vean “Eddie Palmieri” quiero que se vea con clase, quiero añadir algo de clase a esta miseria’ y me salí con la mía”.

        Las situaciones de confrontación no eran un dado; Joe recuerda con mucho cariño a Tito Puente, Celia Cruz, Yayo el Indio, Bobby Capó y a Charlie Palmieri por su profesionalismo y falta de complicaciones emocionales en el estudio.

El impacto de Fania Records fue tan inevitable para Joe Cain como para el resto de la salsa de los 70. En 1975 Morris Levy le vende la Tico/Alegre a Jerry Massucci, quien en efecto desbandó al sello para evitar la competencia con Fania. Con algunos de sus mejores artistas dejados ir y su poder reducido considerablemente, Cain aceptó una oferta de joe CAyre para trabajar con Caytronics. Se convirtió en el gerente general de Salsoul Salsa y Mericana, produciendo numerosos álbumes y eventos en vivo (el más conocido de éstos es el concierto de la Tico/Alegre All Stara en el Carnegie Hall que fue grabado como Tico-Alegre All Stars: Live at Carnegie Hall, Vol. 1). Durante los años 80 fue director musical de la Orquesta Red Parrot. Gran parte del trabajo actual de Joe es de arreglista para artistas de pop de la corriente dominante. Reflexionando en cómo la música latina ha cambiado desde los 70 trae algunas cuestiones que lo entristecen. Ejemplos son el dominio de la industria por Miami, la disminución de oportunidades para los músicos latinos jóvenes, la falta de visión y creatividad en las transmisiones y la carencia de créditos para los arreglistas y productores en los relanzamientos en formato CD (esto le aplica a muchas de sus producciones).

        Al expresar sus pensamientos, es bien claro su sentir sobre la música, la cual le ha dado tanto una manera de subsistir como un centro espiritual. Nunca ha sido visto por otros latinos como un gringo que meramente empuja álbumes; su talento y empatía son apreciados por todos los que lo conocen. Como Joe Cain concluyó una entrevista en 1996, “Mi corazón sigue aún con la música latina, la amo y siempre estará en mi sangre”.


jueves, 23 de noviembre de 2017

The Aquarians ‎– Jungle Grass ( 1969 ).One favorite album.Vladimir Vassilieff,Bobby Hutcherson,Joe Roccisano,Joe Pass,Francisco Aquabella,Dave MacKay, Vicki Hamilton


Full abum:
https://www.youtube.com/playlist?list=PLC6EEC4E657B45161


https://www.discogs.com/es/The-Aquarians-Jungle-Grass/release/8417036
http://www.musicweb-international.com/jazz/Hutcherson/BobbyHutchersonDiscography.pdf ( The Complete Bobby Hutcherson Discography ):

Vladimir Vassilieff (p);
Bobby Hutcherson, Lynn Blessing (vib);
Carl Lot (d);
Stan Gilbert, Al McKibbon (b);
Joe Roccisano (fl, al-fl, sax);
Joe Pass (g);
Francisco Aquabella (congas, perc);

Dave MacKay, Vicki Hamilton (vo)